Imagen-sello-fund-libertad

Spanish English Portuguese
15 Feb 2016

Primer día de escuela

Comenzaron las clases  en Casa do Gaiato, igual que en todo Mozambique. Se acabó la brincadeira veraniega. Toca ponerse el uniforme, obligatorio en el estado,  y madrugar, si cabe,  un poco más.

 

IMG_20160208_070125

Desde mi tranquilo dormitorio escucho las campanas de las cinco en punto de la mañana. Como resortes, los chicos saltan de la cama y comienza un trajín que no acaba hasta la noche.  Por suerte, aquí cada cual conoce sus obligaciones. Las mías son remolonear un poco todavía y acudir a las seis y cuarto en punto al comedor para recuperar mis constantes vitales gracias al suculento matabicho (dudo que exista una forma más certera de llamar al desayuno).  

IMG_20160208_092304

El ritmo y el paisaje de la Casa ya son otros. Las mochilas toman la terraza del comedor y más de media docena de autobuses colegiales, la explanada del centro. Hay rituales sagrados: saludos, gritos, carreras, el llanto de algún menino que por primera vez se separa de sus padres y el momento de cantar el Himno Nacional de Mozambique, que por suerte tiene letra.

IMG_20160208_071234

La escuela de Casa do Gaiato

Casa do Gaiato es un colegio mixto, concertado y de prestigio al que acuden estudiantes de las aldeas cercanas y otras no tanto. Entre los turnos de mañana y tarde son más de 500 alumnos. Algunos se han de levantar a las  cuatro de la madrugada para estar a las siete sentaditos en sus aulas.

IMG_20160208_074338_1

Gaiato es una escuela mucho mejor dotada que la pública (donde llegan a los 70 alumnos por clase,  mientras que aquí no se supera la treintena) y bastante más económica que la privada. Cada año, muchas solicitudes se quedan sin plaza y es un orgullo comprobar que entre los estudiantes más brillantes hay chicos que residen en el internado.

Cuando Quiteria Torres, la directora, expone a las visitas el espíritu de la Casa, no escatima claridad: “El internado admite niños en grave riesgo de exclusión social. Pequeños  abandonados por sus padres, o huérfanos sin familia que quiera hacerse cargo.  Muchos, recogidos en la calle por la policía. Otros precisan atenciones médicas especiales. Los hay víctimas y testigos de violencia doméstica en sus hogares… Casa do Gaiato no es un correccional ni un internado para adolescentes  difíciles o malos estudiantes, somos una familia y los chicos cuidan del lugar para sentir que ésta es su casa”.

IMG_20160208_202305

En febrero, igual que algunos vienen, otros van. Los mayores se trasladan a Maputo para completar estudios superiores, pero vuelven cada fin de semana con ropa que lavar y ganas de comida bien casera. Definitivamente, ésta es su casa.

Sol Alonso.

11 de Febrero. Casa do Gaiato. Massaca. Maputo. Mozambique

JoomBall - Cookies

Noticias lista

  • ¡Feliz cumpleaños, Chabane! >

    El pequeño Chabane ha cumplido 5 años. Anoche, tras la cena, para los más pequeños hubo fiesta.  Juguetes, globos, zumos Leer Más
  • Primer día de escuela >

    Comenzaron las clases  en Casa do Gaiato, igual que en todo Mozambique. Se acabó la brincadeira veraniega. Toca ponerse el uniforme, obligatorio en el estado,  Leer Más
  • Día de rodaje. Cuidados pre-natal >

    Un altísimo índice de mujeres mozambiqueñas, como tantas  africanas, dejan sus embarazos en manos del destino, la experiencia de sus Leer Más
  • El reencuentro de Vasquinho y su madre >

    Uno de los lugares más transitados de Casa do Gaiato es el pequeño corredor abierto por el que se accede al despacho Leer Más
  • Un viaje muy especial >

    Artículo escrito por Inés Gil de Antuñano Nos disponemos a volver a Casa do Gaiato desde Maputo. Hay diferentes medios de Leer Más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Boletín de noticias