Imagen-sello-fund-libertad

Spanish English Portuguese
  • ConciertoNavidad (1).png
  • IMG_20171217_125944.jpg
  • IMG_20171217_131758.jpg
  • IMG_20171217_132453.jpg
 

El pasado 17 de diciembre,en la Iglesia del Real Colegio de Nuestra Señora de Loreto, el Coro de Voces para la Justicia Social nos deleitó con un repertorio con mucha presencia africana:

Fatou yo (Pop. Senegal)
Oh yini (Sudáfrica)
Shosholoza (Pop. Zimbawe)
Senzenina (Sudáfrica)

Tras el concierto, nuestro querido Moises ayudó a repartir los premios del sorteo, acompañando a nuestro compañero Daniel Fernández y regalando sonrisas al público asistente.

Todo esto no habría sido posible sin la colaboración de una de nuestras más activas voluntarias Soledad Hernandez.

 

  • cine.jpg
  • IMG_20180316_184120.jpg
  • IMG_20180316_184132.jpg
  • IMG_20180316_184138.jpg
  • IMG_20180316_184141.jpg
  • IMG_20180316_184222.jpg
  

Sony Pictures Entertainment y la Fundación Mozambique Sur os invitan al cine.
 
El viernes 16 de marzo a las 18:30 horas, asistimos al preestreno exclusivo para nuestros  socios y amigos de la última película de Denzel Washington, ROMAN J. ISRAEL, ESQ.

 Roman J. Israel, Esq. se sitúa en el lado oculto del saturado sistema penal de Los Ángeles. Denzel Washington interpreta a un abogado defensor idealista y con vocación, cuya vida cambia drásticamente cuando su mentor, un ícono de los derechos civiles, muere. Cuando es contratado por una empresa dirigida por uno de los antiguos estudiantes del legendario hombre, el ambicioso abogado Geoge Pierce (Colin Farrel), y comienza una amistad con una joven luchadora por la igualdad de derechos (Carmen Ejogo) una turbulenta serie de eventos desafían el activismo que siempre ha definido la carrera de Roman.


Se recaudaron más de 1000 euros contra la desnutrición infantil. Vista la buena acogida que tuvo el evento, ¡repetiremos en el futuro!

  • IMG_3823.JPG
  • IMG_3834.JPG
  • IMG_3838.JPG
  • IMG_3856.JPG
  • IMG_20180320_115824.jpg
 

 

El deporte de orientación llega al IES Parque de Lisboa con un fin solidario

240 niños del IES Parque de Lisboa participaron en la prueba de orientación solidaria

Se recaudaron más de 830 euros destinados a los niños más vulnerables de las aldeas de Massaca y Mahanhane.

El pasado martes 20 de marzo tuvo lugar una prueba de orientación solidaria a beneficio de los niños más vulnerables de las aldeas de Massaca y Mahanhane, el sur de Mozambique, una de las zonas más pobres del mundo.

Bajo la dirección de José Samper, que durante muchos años ha sido director de la Federación Española de Orientación, se llevó a cabo la prueba en el Parque de las Presillas. Participaron 240 niños del Instituto, que disfrutaron enormemente de un deporte que combina el ejercicio físico con la necesidad de reflexionar sobre las decisiones a tomar. Y donde el trabajo en equipo cobra vital importancia. No es casualidad que este deporte figure en el currículo escolar de los países escandinavos por sus muchos beneficios en el ámbito educativo.

Todo lo recaudado, 834 euros, será empleado en la alimentación, apoyo escolar y seguimiento médico de 20 niños y niñas de dos aldeas del sur de Mozambique, Mahanhane y Mahelane. La Fundación Mozambique Sur lleva años trabajando en beneficio de los colectivos más desfavorecidos de esta región. 

 

  • Captura de pantalla 2018-01-29 a la(s) 15.24.51.png
  • Captura de pantalla 2018-01-29 a la(s) 15.24.59.png
  • Captura de pantalla 2018-01-29 a la(s) 15.25.11.png
  • HipolitoLOW.jpg
 

 

El día 15 de abril a las 12:30, en el Auditorio Pablo Iglesias de Alcobendas, tenéis una cita con la solidaridad más divertida.

Con la entrada de 5€ (compra en taquilla) estaréis colaborando con el mantenimiento de un orfanato de más de 150 niños  en el sur de Mozambique.

Hipólito trabaja en una empresa que se dedica a buscar cosas, algo así como una empresa de detectives.

Un viernes por la mañana su jefe, don Abundio, le llama por Skype para encargarle una misión: ha desaparecido el sábado de todos los calendarios.

La urgencia es extrema porque llega el fin de semana y un fin de semana sin sábado... Hipólito no sabe qué hacer, pero para eso está Lucilú, su eficiente secretaria.

Ambos irán dando pasos que les llevarán a solucionar tan grave problema. 

 

 
Ningún día mejor que hoy para rescatar este texto de nuestra querida Sol Eton. Se escribió cuando el Padre José María aun vivía y refleja la fuerza y la energía con la que vivió y transmitió a todos sus hijos.

EL PADRE DE CENTENARES DE HUÉRFANOS

El Padre José María (Guimarães, 27-11-1933) dirige la Casa do Gaiato de Maputo. Un lugar donde 152 niños huérfanos conviven y se forman hasta alcanzar la autosuficiencia, que se alcanza cuando necesitar a los demás no es síntoma de debilidad: “Se trata de cuidar a los chicos físicamente, al tiempo que crecen aprendiendo a valerse por sí mismos”. Al frente del timón, junto a él, su inseparable hermana Quiteria:  “Cuando conocí a Quiteria en Brasil, le pedí que me acompañase porque sabía que nos íbamos a entender, a pesar de que ella era muy revolucionaria”, comenta dejando que la risa le interrumpa. 

La vida del Padre José María, digna de una novela, quedó ligada para siempre a Mozambique cuando en 1989 se instaló, a petición del Gobierno mozambiqueño, para levantar una casa de acogida de niños huérfanos: “Ver cómo se levantaba este hogar, piedra a piedra, ha significado mucho para todos nosotros. Lo último que levantamos fue ese pequeño hospital llamado Casa Esperança, con quince habitaciones, consultorios y sala de curativos. Este lugar es mi sitio”. “Solo fui capaz de reconocerme como padre en Casa do Gaiato”, declaraba hace diez años a un canal portugués de televisión. 

Su familia, a la que adora y respeta, vive en Portugal. Nos referimos a la biológica: “Desde que me ordené sacerdote en 1958, supieron que quería enfocar mi trabajo compartiendo y ayudando a los más necesitados, sobre el terreno. Mi padre no estuvo siempre tan a favor, pero finalmente tuvieron que  comprenderme”.  De vez en cuando tiene que ir a Portugal, por razones médicas. Abrazará con ilusión a su familia, pero siempre será un viaje de visita. 

Su ritmo actual no es ni mucho menos el de siempre, pero no se le despistan los detalles. En un recorrido que arranca después de su reposo a media tarde, y acaba con el ocaso, el Padre se pone al día en la marcha de todos los talleres y departamentos de la finca de Casa do Gaiato. Bajándose del auto en cada uno de ellos, charla con responsables y trabajadores, mezclando el hoy por hoy, con sus recuerdos. 

En el taller de mecánica, le pregunta a Arquimedis por la pieza que le falta a la ambulancia. En la carpintería, me muestra el tronco gigante que pronto será madera, evocando los días en que allí se fabricaban cantidades de  pupitres, ventanas, puertas… Pasamos por la granja y me indica el aviario recién acondicionado para la llegada inminente de un buen montón de pintos (polluelos). Abre con destreza las portezuelas de corrales y establos, y me pregunta si conozco la pocilga. “Los animales están bien. Cuando no hemos podido cuidarlos debidamente,  nos hemos deshecho de ellos".

Además del 25 cumpleaños de Casa do Gaiato, su hermana pequeña, en edad, Fundação Encontro, soplaba el 22 de marzo las cinco velitas de su tarta. Ni uno solo de los miembros de Encontro, más del 90 por cien mozambiqueños, con los que charlo, deja de referirse al Sr. Padre, “como el hombre que, junto a Quiteria, nos dio la oportunidad de construir un futuro, estudiando y trabajando”. Coinciden   Mambo, Gonçalvez, Almerinda, Ana, Alberto, Antonio, Inês, Deolinda…, hoy titulares de departamentos como Recursos Humanos,  Nuevos Proyectos, Área de Educación, Salud, Subdirección Pedagógica…

“Fundação Encontro nació de nuestro deseo de asistir a la población de las aldeas más cercanas. Pusimos en práctica la formación y el trabajo comunitario con la excelente ayuda de María José Castro, hoy Directora, o en aquellos tiempos Maqui Abad, que se ocupó de impulsar una serie de iniciativas económicas, que luego han acabado gestionando los propios vecinos. El tema de la salud era dramático. SIDA, desnutrición infantil, cólera, tuberculosis… Y en todo esto hay que seguir trabajando. ” 

“También hemos vivido puntos de inflexión. Momentos de flaqueza económica que nos han obligado a vender terrenos o abandonar actividades, para poder mantener la dinámica básica del colegio y las atenciones a los niños. La crisis europea se ha notado en el bajón de la cooperación, principalmente española y portuguesa”. “África  es el túnel en cuyo final he visto la luz”, escribe el Padre en su blog. “Los pobres siempre son capaces de repartir, incluso cuando no les sobra”. 

Acabamos la charla e insisto en acompañarle a su siguiente destino. El Padre suele rezar antes de la cena, que comparte con la organizada multitud que poblamos ese lugar prodigioso. Aunque, puede que antes de recogerse en la capillita pegada al comedor, pase por el despacho de Quiteria, y se  regale el gusto de fumarse un cigarro. Poca y con creces merecida recompensa, para una labor tan grande. 

Sol Alonso

 

2015-06-07-20-52-49_deco.jpg 

       Este  proyecto de deporte de orientación es una ilusión que puede ser realidad si se suman las instituciones, organismos, universidades, clubes, federaciones  y particulares a los que va dirigido.

       El proyecto se integra dentro de un programa de fomento del deporte, cuyo objetivo a medio plazo es la creación de un Centro de Alto Rendimiento para niños y niñas en situación de vulnerabilidad, en el contexto de una de las regiones más pobres del mundo. 

       Nuestro gran desafío es proporcionar a estos niños un futuro digno mediante la educación a través del deporte. Qué su única esperanza no sea emigrar a un país desarrollado, qué crean en sus propias posibilidades, qué se forjen oportunidades de vivir y progresar dentro de su propia tierra.

                                 “Todos juntos en los JJOO París”

                                             “Khanimambo amigos”

                        

                                                      FUNDACIÓN MOZAMBIQUE SUR

                                                    “ESCOLA CASA DO GAIATO”

                                                                        José Samper

                                                         Orienteering Sport Mozambique

IMG_3838.JPG

                             

Desde el año 2000 estamos trabajando en el ámbito del   “ORIENTEERING SPORT” en Mozambique. Desde un encuentro casual con el Ministro de Educación y Deportes de Mozambique, Joel Limbombo, y desde la primera clase de orientación en la escuela “Da Polana”, hemos recorrido 18 años de historia de la orientación en Mozambique. Durante este tiempo se han establecido convenios de cooperación deportiva entre Mozambique y España, programas formativos para profesores, actividades en escuelas y centros de enseñanza, actividades internacionales en Mozambique (turismo activo), principalmente para países nórdicos, integración de jóvenes mozambiqueños con jóvenes españoles, y el gran logro, la participación por primera vez de una escuela africana, Escola Casa do Gaiato, en un Campeonato del Mundo Escolar del Deporte de Orientación, en Portugal en el año 2013 y en dos Campos Internacionales de Entrenamiento: Silva O Camp 2014 y 2015.

     Actualmente nuestra intención es mantener y reforzar el trabajo de orientación realizado todo este tiempo en la Escola Casa do Gaiato y expandirlo al resto de centros y escuelas del área de Boane y por toda la provincia de Maputo. Contamos con la aprobación e implicación de las autoridades escolares. Lo más perentorio ahora es formar profesores en este deporte.

Necesitamos voluntarios: Técnicos y orientadores experimentados y medios para impartir la formación, principalmente el levantamiento de nuevos mapas cerca de las escuelas, base de la enseñanza de la orientación, además de medios básicos, como brújulas y balizas para control, zapatillas para correr, ropa deportiva… Estaríamos dispuestos a reutilizar bases electrónicas antiguas del sistema de control Sport Ident, tarjetas que ya no se utilicen.

 

IMG_3834.JPG

         Para ello os necesitamos, necesitamos vuestra ayuda, necesitamos vuestra implicación y necesitamos que este logro sea cosa de todos.

Un evento:

                   Día Mundial de la Orientación.

Una fecha: 

                   23 de Mayo de 2018.

Un Lugar:

                   Área de la “Escola Casa do Gaiato”

Un objetivo:

                   Introducir la orientación como parte de la educación en las escuelas de la provincia de Maputo. Después en todo Mozambique.

¿Cómo hacerlo?   

                  Desarrollando un conjunto de actividades en escuelas de la provincia de Maputo, patrocinadas y dirigidas por las embajadas, federaciones, clubes de deporte de orientación de los países desarrollados y voluntarios que quieran participar, esos grandes orientadores que ya están fuera de la edad laboral, orientadores que tengan o quieran dedicarnos un poco de su tiempo… Todos tenéis cabida en este proyecto, queremos que sea cosa de todos, de todas las naciones, de TODOS LOS ORIENTADORES DEL MUNDO.

           Cada Embajada / Federación / Club / Universidad de cualquier parte del mundo, junto con su escuela elegida entre todas las de la provincia de Maputo, están invitados a participar en la competición del 23 de mayo. Cada equipo estará formado por los chicos y chicas, profesores y profesoras de la escuela elegida y el personal de le propia embajada, federación o club asociado.

           Ejemplos:

                    Equipo: Escola Casa do Gaiato / Universidad Católica San Antonio de Murcia + F.O.R.M. + Personal de la propia universidad y federación.

                   Equipo: Escola Americana / Embajada EEUU

                   Equipo: Escola Portuguesa / Embajada Portugal

                   Equipo: Escola Massaca / Universidad de Alicante

                    Equipo: Universidad Eduardo Mondlane / Universidad de Alicante.

                    

             

       Cada institución, federación o club elige una escuela y la prepara. Por ejemplo el club “Halden de Noruega” decide participar en el proyecto. Elige una escuela, se pone en contacto con ella, supongamos que tiene un voluntario perfectamente formado para preparar la actividad, este voluntario se desplaza a Maputo para realizar el mapa de la escuela y sus alrededores y comienza a impartir la orientación a profesores y alumnos de la escuela, realizando las actividades necesarias para su desarrollo. Por último, el club realiza su inscripción en el programa.

                 

                              

               

Programa:

26  de febrero 2018

    Difusión del Proyecto. Apertura de la web Informativa y Oficina de Información para consultas. https://fundacionmozambiquesur.org/

1 de marzo/ 20 abril 2018

     Difusión entre las escuelas de Maputo / Matola / Boane por los organismos deportivos y escolares del Estado, de la Escola Casa do Gaiato y de la Associaçao de Orientaçao da Cidade de Maputo.

A aquellas entidades que quieran participar y no tengan la posibilidad de buscar una escuela para patrocinar, la organización les proporcionaría una escuela para su patrocinio, a través de las entidades mencionadas.

1 de marzo 2018:

Apertura de la Inscripciones:

Próximamente se podrá descargar el FORMULARIO de Inscripción y participación. 

      

21  de abril 2018:

          Fin de Inscripciones para el programa y para la actividad del WOD día 23 de mayo de 2018.

          

23 de mayo de 2018:

MOZAMBIQUE

WOLD ORIENTEERING DAY

 0800H. Apertura del centro de Competición.

              Llegada de Escuelas, Universidades, Clubes, Centros y particulares participantes.

              Entrega de dorsales.

1000H. Primera Salida

1200H. Cierre de Salidas

1315H. Cierre de Meta.

1330H. Ceremonia de Premiación.

1430H. Ceremonia de Clausura.

INFORMACIÓN TÉCNICA:

Mapa: Área de la Escola Casa do Gaiato.

           Escalas de 1:5000 y 1:10000, según categorías y nivel.

           Equidistancia: 2,5m. y 5m. Respectivamente

           Cartógrafo: Viktor Dobretsov

Trazados: José Samper

Información del terreno y vegetación:

              Combinación de áreas urbanas con rurales, áreas de bosque con diferente penetrabilidad y facilidad de carrera. Desniveles de suaves a moderados.

Categorías:

       Men / Women  12  Escala 1:5000

       Men / Women  14  Escala 1:5000

       Men / Women  16  Escala 1:5000

       OPEN Amarillo   Escala 1:5000

       OPEN Naranja   Escala 1: 5000

       OPEN Rojo.  Escala 1: 10000. Se podrán separar hombres y mujeres en función de los inscritos.

INFORMACIÓN GENERAL:

         La inscripción para los chicos y chicas de las categorías 12 / 14 / 16, al igual que para los profesores de las escuelas que no dispongan de patrocinador será gratuita, si disponen de patrocinador (Organismo o Institución Internacional) la donación voluntaria que quiera realizar dicho organismo, que se utilizará para el desarrollo de la competición y de la orientación en Mozambique, según la recaudación se podría ver la posibilidad de dar un picnic a los participantes, también la posibilidad de una camiseta del evento.

Presupuesto:

1.- Material necesario para instalación del campo: 2400 euros.

40 Balizas (Telas / Pinzas Marcado / Soportes).  1500 euros. (Con envío y pago de aduana)

Reloj de salida. 150 Euros. Tablet.

2 Cronómetros auxilares de llegada. Reloj digital de llegada. 250 euros.

100 estacas para prebalizado. 300 euros.

2000 metros de cinta de prebalizado. 100 euros.

Panel de resultados.  100 euros.

                

2.- Material Impreso (500 participantes): 1100 euros.

1 Mapa color por participante A4 /  Plástico Protector/ Tarjeta Control.  1´5 Euros. 

1 Dorsal por participante. Blanco y Negro + imperdibles 0,60 Euros.

3.- Avituallamiento de llegada: 2500 euros.

Una botella de agua + refresco + picnic de almuerzo. 5 euros.

4.- Recuerdo de la actividad: 2500 euros.

Una camiseta, con anagramas de patrocinadores y colaboradores. 5 euros / Pax.

Premios de ganadores, individual y por centros. 

5.- Apoyo desplazamiento de algunos centros de las aldeas de Massaca y Boane: 900 euros.

6.- Personal auxiliar de organización: 400 euros.

TOTAL:  9800 euros

Cómo se puede ayudar al evento:

          

Directamente poniéndose en contacto con una escuela y preparándola para su participación.

Escogiendo una escuela a través de la organización.

Realizando su inscripción y aportando una cantidad voluntaria para ayuda del desarrollo de la misma.

Solicitando el DORSAL “0”, aquellas entidades o particulares que quieran ayudar al coste del evento y desarrollo de la orientación en Mozambique.

En la WEB de la actividad figurarán todos los participantes con el DORSAL “0”. Logo de las entidades y nombres de particulares, previo consentimiento.

Donando material deportivo nuevo o usado en buen estado, brújulas, zapatillas, ropa… 

Subvencionando el coste de las camisetas.

Garantizamos que toda ayuda se utilizará para el desarrollo de la orientación.

            

Concepto: Wolrd Orienteering Day MOZ 2018

IBAN: ES79 2038 1101 7860 0118 3292 

                      

En definitiva, si ponemos los medios para ello, podemos lograr que los niños y niñas de una de las regiones más pobres del planeta se formen en los valores del deporte de orientación, para que desarrollen así un espíritu de superación, el trabajo en equipo, la disciplina... 

¡SÚMATE AL RETO!

KHANIMAMBO

marcaOrientacion.png 

    

ANEXO I

Mapa de la Escuela Casa do Gaiato

 

ANEXO II

Colaboradores

  http://www.tiendadeorientacion.com/es/

 

MANÁ SOBRE RUEDAS

20 toneladas, 40 pies, 45 días en barco, 70 kilómetros por carretera, y cien brazos empleados a fondo en tres horas de emocionante descarga perfectamente organizada. La tarde del sábado día 2 de diciembre, los gaiatos oteaban su horizonte como los niños miran de reojo la ventana,  en la noche de Reyes. Media hora antes, se corría la voz: “El contenedor está en Massaca”, “Llega el contenedor”. 

 

20171202_155316.jpg

 

El primer tráiler cargado de ayuda humanitaria se envió a Casa do Gaiato en 2005, recién creada la Fundación Mozambique Sur. Financiado normalmente mediante campañas de crowfunding, con la participación de decenas de personas. Reunir ayuda para la Casa y las aldeas (unas 35.000 personas) requiere perseverancia, logística y capacidad de despertar las buenas voluntades. La Fundación Mozambique Sur ya conoce bien los pasos y cuenta con colaboradores generosos. Por suerte, cada día más. 

 

 20171202_155428.jpg

 

Eran las tres de la tarde cuando se abrían las puertas del tráiler amarillo aparcado en la explanada.  A partir de ahí el ajetreo no amainó en las tres horas empleadas para vaciar ese container, gracias a la cadena de brazos, donde cada gaiato era un eslabón. Al otro lado, la sala dispuesta para almacenar lo recibido, se iba llenando poco a poco de todo tipo de embalajes. 

La despensa de Casa do Gaiato está surtida  gracias al trabajo intenso de sus gestores y la atención de quienes apoyan el proyecto. Aún así, llenar casi 200 bocas (niños y personal)  cada día, acaban con las alacenas más surtidas.  Y no es todo. Aquí hace falta mucha ropa, zapatos  y demás artículos de vestir. Productos de higiene personal y de limpieza, también para las escolinhas  de Massaca, Mahanhane, y Mahelane, desinfectante, escobas y fregonas, sábanas, toallas y más ropa de casa. Cubos, pañales,  cuadernos, lápices, bolígrafos y pinturas, sacapuntas y gomas de borrar, juegos y juguetes. Alimentos en conserva y básicos como arroz, legumbres, aceite… Leches de continuación para bebés, material para la huerta, desde una carretilla a botas de agua. Electrodomésticos pequeños, medianos y grandes.  Son bienvenidas las semillas, y los ordenadores. Medicamentos, guantes de látex para los puestos médicos, y material quirúrgico. 

 

20171202_161119.jpg

 

En aldeas del sur de Mozambique,como Massaca,  Mahanhane, Mahelane y Changalane,  la gran mayoría de las familias viven gracias a la agricultura, lo que significa que es la lluvia quien decide cuando se pone la mesa, o si la familia se acuesta sin cenar. Una familia gana de media 1000 meticales al mes (unos 17 euros) siempre que alguno de sus miembros no esté en paro. En muchas otras casas, con dos  tres menores al cuidado de una abuela, no disponen siquiera  de esa cantidad. 

Contenedor en portugués se dice contentor, una de esas travesuras que  practican a menudo las lenguas vecinas, en este caso con toda oportunidad.  El contentor, aquello que nos contenta, especialmente en ocasiones como la que tuvimos la suerte de vivir. Esas tardes en las que el maná no cae del cielo. 

 

OBRIGADO KHANIMAMBO

En Madrid y Calahorra dispusimos de dos almacenes prestados por Kuehne Nagel y Ramón Uceda, respectivamente, para guardar el material que vamos recopilando. De ahí al puerto de Bilbao y por fin a Casa do Gaiato con los zapatos reunidos por  la campaña Runcycle (gracias a la ayuda del Liceo Europeo, Runnics, Hello Media Group y Seur), con alimentos donados por varias conserveras calagurritanas (El Cidacos, Barriobero, Riberebro, Conservas Leyenda), con jabón desinfectante y toallitas higiénicas donadas por Fellowes, con muchísimo material deportivo donado por el CD Calahorra, con todo tipo de productos llegados desde Galicia gracias a Hotel Atlántico, Ilunión, Polideportivo Oleiros, Polideportivo Dorneda, Polideportivo Perrillo, Mesón Pastoriza, Gadisa, Eusebio Da Guarda, Isabel Ruso, Teresa Fraga, Instituo Zalaeta Ramón Menéndez Pidal, Instituto Monte das Moas, ANPA, Colegio Anxel Casal, Instituto Someso, Farmacia Ángela García Bourrelier, Farmacia María Milagros Carreiro Tuñez, Ismael González S.L. 

Ya tantísimos amigos que nos envían, ropa, bicis, libros, electrodomésticos, equipaciones deportivas, balones, juegos y juguetes… 

 

20171202_154638.jpg

{modulegaleria-blog-contenedor-2017}

 

 

Isabel Vicente tiene 18 años y en cuatro meses nacerá su segundo hijo, puede incluso que sean dos, según el doble latido que detectaron las matronas al acercar a su vientre el estetoscopio de pinard, ese instrumento antiguo que aquí se sigue utilizando a falta de otras pruebas diagnósticas como la ecografía. Sueña con dos varoncitos porque sabe que la vida les será más leve que a las chicas, y de momento no ha pensado nombres. La decisión es solo suya. Isabel no tiene marido con quien discutir ni esa, ni ninguna otra cuestión referente a los niños.

La futura mamá es portadora del virus HIV. Lo supo en el control rutinario de este embarazo, el segundo de su corta vida, y su esposo la abandonó apenas Isabel le confesó los resultados del test. “El análisis me lo hicieron aquí en Massaca, como a todas las embarazadas”, comenta mientras Almerinda, la enfermera Coordinadora de Salud  de Fundaçao Encontro, le examina un brote de tiña en el antebrazo izquierdo. 

El padre desentendido es un chico tres años mayor que ella, que trabaja, cuando puede, en la construcción. Su primer y único amor. Se conocieron cuando Isabel tenía 15 años, y el primer niño apenas se hizo esperar. El muchacho la repudia seguro de que Isabel se ha contagiado por mantener sexo con otros hombres. “Porque él me jura que también se hizo el test y le dio negativo.”¿Entonces?

Le preguntamos a Isabel si le impactó y de qué manera, saber  que tendría que someterse a un tratamiento de por vida. “Me sentí muy bien, casi feliz. Se resolvió una duda y supe que a partir de ese momento estaría protegida por la medicación”. Llevar un virus en la sangre no es la peor noticia que podía recibir esta jovencita, teniendo en cuenta que su primer hijo falleció con dos añitos y medio a causa de una infección que su cuerpo inmunodeprimido no pudo combatir. El pequeño sí desarrolló la enfermedad, al no recibir tratamiento alguno. No es raro entonces, que Isabel identifique información con vida. 

Ella que apenas habla portugués, escribe poco y mal, y lee con dificultad,  es consciente, sin embargo, de la importancia de la prevención y de la necesidad de utilizar preservativos en futuras relaciones, que aunque ahora mismo no contempla, llegarán sin duda. Entre las molestias que le está causando el embarazo, ha de ocuparse de su madre, portadora también y muy enferma a veces. Piensa que pudo ser ella la fuente de contagio y comenta que de los 8 hijos que parió, solo quedan vivos dos, y ella es la más pequeña. Todos murieron enfermos, ninguno por accidente, pero no recuerda, o seguramente ignora lo que les ocurrió. 

Hoy comerá caliente y puede que hasta dos veces porque ha venido  al Puesto de Salud de Fundaçao Encontro, para el seguimiento rutinario de su embarazo, pero es difícil imaginar cómo subsisten en casa dos mujeres que apenas pueden trabajar en otra cosa que vendiendo verduras o cuidando bebés.   

18 años cargados de responsabilidades y algún que otro socavón. Así es la vida de Isabel. Una muchacha que sueña con una casa  propia donde poder vivir con sus pequeños. Una mujer consciente de su buena mala suerte, que algún día volverá a salir a pasear con sus amigas, a bailar y a escuchar música, sus grandes aficiones. Y, a enamorarse, ¿por qué no?, de un hombre que, ojalá, la quiera sin acusarla de lo que no es culpable. 

Sol Alonso

1 de Diciembre. Día Mundial de la lucha contra el SIDA

{modulegaleria-blog-dia-sida}

 

 

El Umbuluzi es un río muy concurrido desde bien temprano. Antes de vislumbrar la orilla más accesible desde la aldea de Massaca, ya se escuchan como latigazos, los sonidos de la ropa al estamparse contra las piedras, en un programa manual que incluye prelavado, lavado, aclaradocon suavizante, y centrifugado intenso. Pero el agua de este río no se utiliza solo para la colada, o el aseo personal. También se bebe. Así, directamente, del caudal a la boca. Como si fuera un grifo. Venenoso en efecto, pero el único que tienen.

20171114_085002.jpg

 

Un bidón de agua potable cuesta 4 meticais, que aunque al cambio parezca una minucia, es una fortuna para quienes no tienen nada. Hace un par de semanas se detectaron algunos picos de diarrea en los centros de salud de Fundaçao Encontro. No fueron cifras extremadamente graves, pero siguiendo la norma de oro en educación para la salud, la prevención, los chicos y chicas de Khumbuka, el grupo de activistas de la fundación, se pusieron en marcha para intervenir el tramo del río Umbeluzi que pasa por la aldea de Massaca.

 

20171114_090651.jpg

Una esquina bella y peligrosa que igual hace de bañera que de lavandería, o piscina para los chavales si el calor aprieta. También es la espita que llena los bidones para uso doméstico.

Cocinar con agua del río no es tan grave, pero un trago, puede causar una epidemia. “La gente piensa que el agua del río no se contamina porque es corriente.

20171114_085743.jpg

 

Hay que explicarles que no sucede así, precisan los activistas Miquelina y Tosé encabezan el grupo de Khumbuka que se traslada hasta el Umbeluzi para enseñar cómo se clora el agua. “Hay que colocar un tapón de cloro por bidón, dejarlo reposar tres cuartos de hora, y ya puede utilizarse”. Pero el trabajo no se queda ahí. Con mascarilla, guantes de latex, y armados de rastrillos comienzan a desalojar la porquería acumulada en las orillas. Restos de ropa descompuesta, cartones, plásticos, papeles, y hasta algún par de zapatos. Sacar toda esa basura
lleva un tiempo, y aunque saben que volverá a cumularse, no se desaniman.

20171114_085357.jpg

Suben varias carretillas llenas de aquel chapapote hediondo, para acumularlas en un lugar donde, serán devoradas por el fuego una vez secas.

Y entre tanto, las charlas. Un tapón, dos, tres…

20171114_095424.jpg

 

En Mozambique un par de ideas vitales cruzan la frente de cualquiera nada más despertarse, y se materializan enseguida en sus cabezas. No es arte de magia; es necesidad. Agua y leña. Bidones que las mujeres cargan sin perder el equilibrio aun pisando suelos movedizos, y espesos hazes de leña que se enredan con sus trenzas en una tormenta de ideas que siempre tiene el mismo fin: sobrevivir. 


Sol Alonso

{modulegaleria-blog-la-vida-de-un-tapon-de-cloro}

 

 

Un grupo de 15 mujeres escucha atentamente cómo preparar un rico guiso con banana verde mientras otras aprenden a moler harina de cacahuete, muy nutritiva, para las papillas de sus bebés. Algunos son tan pequeños que se pierden entre la tela de la capulana donde los suelen transportar sus madres.

La mayoría de ellas no tiene nada que echar a la cesta de la compra, salvo lo que les proporciona la naturaleza. Por eso, quieren aprender a “cocinarla” y poder alimentar a sus hijos que, en algunos casos, están en riesgo de padecer desnutrición crónica.

Es viernes y, como todos los viernes, estas mujeres acuden a las charlas que los activistas de la Fundaçao Encontro imparten a las madres sin recursos de Massaca y otras seis aldeas mozambiqueñas de alrededor. También pesan y miden a los más pequeños para llevar un control de su desarrollo.

“Es muy importante que aprendan a usar lo que tienen. Si la madre solo cultiva maíz para hacer xima (papilla con harina de maíz, agua y sal) sus hijos solo comerán eso. Hay que enseñarles a cultivar y utilizar otros recursos como la moringa, un árbol cuyas hojas tienen mucha proteína, vitaminas y calcio, para que tengan variedad en la alimentación”, asegura Miquelina Foquissane, de 32 años.

Ella es una 'khumbuka', una de los 60 activistas que trabaja en la Fundaçao Encontro que contribuye al desarrollo de las comunidades locales en el sur de Mozambique.

Uno de los principales objetivos de esta ONG es detectar a niños en situación de vulnerabilidad para darles asistencia. Son unos 400 menores, en su mayoría huérfanos y al borde de la marginación, de cuatro aldeas incluida Massaca, con una población de entre 15.000 y 20.000 habitantes.

“Tenemos que tenerlos localizados para poder ayudarlos e integrarlos. Les ofrecemos alimentación, educación, uniformes y material escolar que cuesta unos 30 euros al mes por niño” explica a RTVE.es, María José Castro, la española que dirige esta ONG mozambiqueña.

A la cama sin cenar

La mayoría de estos menores solo comen cuando van a la escuela, de ahí la importancia de su asistencia. “Parte del trabajo de los 'khumbuka' es realizar visitas domiciliarias para sensibilizar a las familias de estos pequeños, para que coman, vayan al colegio y se hagan cargo de su infancia. Hay que educar y sensibilizar a los mayores para que protejan a los menores” asegura Castro.

Acompañamos a un 'khumbuka' o trabajador social para comprobar cómo y en qué condiciones viven estos menores. Uno de ellos es Sara Vasco que apenas sonríe. No tiene muchos motivos.

Es una niña de seis años que lleva la cabeza rapada casi al uno. Desde la altura de un adulto se aprecia cómo su cuero cabelludo blanquea debido a la deshidratación por la tiña que padece. Un par de aros como pendientes es su único "toque" femenino, y unas botitas rojas que parecen el "último grito" en la aldea.

Sara casi no se acuerda de sus padres. Ambos murieron de SIDA y ella se ha quedado al cargo de sus hermanos. Nos recibe el segundo, Sufiço, de 24 años y sin trabajo. Cuando le sale alguna chapuza como pedrero suele cobrar entre 1.500 y 2.000 meticales al mes, menos de 30 euros.

Sara Vasco, junto a su cuñada
 
Sara Vasco, junto a su cuñada.

Vive con una bella joven, de 16 años, embarazada de seis meses. Es ella, en realidad, quien ”se ocupa” de la menor. La nueva cuñada de Sara reconoce que la mayoría de las noches se van a la cama sin cenar. Lo de "ir a la cama" también es un decir porque Sara Vasco duerme en el suelo, sobre una estera.

Laina es amiga de Sara y tiene un descaro poco habitual para sus seis años. Posa con sus trenzas de mentira y sonríe como una modelo para la fotografía sin avergonzarse de su sudadera sucia. Juega con sus hermanos y primos, sin miedo, al lado de unas brasas humeantes donde su hermana de 11 años está cociendo, literalmente, un barreño de arroz.

Laina posa con sus trenzas postizas
Laina posa con sus trenzas postizas.

Al mando de esta familia está Percina, una joven de 25 años, tía de Laina y madre de otros tres hijos a los que abandonó el padre. Percina cuenta a RTVE.es que es ella quien cuida a sus hijos y sobrinos porque la madre de Laina fue “a curarse de unos males espirituales y no sé cuándo volverá”.

El padre de Laina tampoco quiere saber nada de ella. En casa, solo entran unos pocos meticales cuando la tía Percina trabaja barriendo o fregando otras casas. Se queja de que no tiene nada qué cultivar y de que casi nunca puede comprar carne o pollo para acompañar al arroz.

"Si no fuera por los 'khumbuka', serían niños abandonados" dice María José Castro, serían niños abandonados, casi malnutridos y lo que queremos es que crezcan con dignidad.

Neyma es otra de las menores que come en la escuela gracias a la beca de la Fundaçao Encontro. Vive con su abuela y, como la mayoría de las noches, suele ir a dormir con el estomago vacío. Tiene siete años y parece tímida aunque resuelta.

Neyma, otra de las menores que atiende la Fundaçao Encontro
 
Neyma, otra de las menores que atiende la Fundaçao Encontro.

Cuando se entera de que la van a fotografiar escapa corriendo a un grifo cercano, en su casa no hay agua, a lavarse las piernas llenas de barro y a cambiarse de ropa.

Su nuevo estilismo es una camiseta húmeda, recién cogida de la cuerda, y agujereada por el uso y un par de chanclas cuatro números más grande. No importa, hay que ponerse guapa delante del objetivo.

Ana Jimenez
Casa do Gaiato de Massaca en Maputo.

{modulegaleria-blog-dia-internacional-nino}

 

 

Página 1 de 7

JoomBall - Cookies

Noticias lista

  • ¡Feliz cumpleaños, Chabane! >

    El pequeño Chabane ha cumplido 5 años. Anoche, tras la cena, para los más pequeños hubo fiesta.  Juguetes, globos, zumos Leer Más
  • Primer día de escuela >

    Comenzaron las clases  en Casa do Gaiato, igual que en todo Mozambique. Se acabó la brincadeira veraniega. Toca ponerse el uniforme, obligatorio en el estado,  Leer Más
  • Día de rodaje. Cuidados pre-natal >

    Un altísimo índice de mujeres mozambiqueñas, como tantas  africanas, dejan sus embarazos en manos del destino, la experiencia de sus Leer Más
  • El reencuentro de Vasquinho y su madre >

    Uno de los lugares más transitados de Casa do Gaiato es el pequeño corredor abierto por el que se accede al despacho Leer Más
  • Un viaje muy especial >

    Artículo escrito por Inés Gil de Antuñano Nos disponemos a volver a Casa do Gaiato desde Maputo. Hay diferentes medios de Leer Más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

Boletín de noticias

 
He leído y acepto los términos y condiciones